EL PEQUEÑO TOM

Tom es un niño encantador , divertido , lleno de energía e imaginación. Él es muy feliz disfrutando de una tarde de pesca sin peces, de un árbol que se convierte en cama o de esa piedra en medio del río que por unos momentos será una isla fantástica que quien sabe si estará llena de duendes o de piratas en busca de su mejor tesoro.

La magia de la inocencia infantil nos envolvió en el bosque de los sueños increíbles y por una tarde regresamos a nuestra niñez ,a aquellos tiempos donde sólo hacía falta un palo y una cuerda para deleitarnos al aire libre de una excelente jornada de juegos.

Nos enseñó sus escondites secretos, nos hizo partícipes de sus travesuras , nos invitó a relajarnos con una reconfortante siesta y lo más importante aún es que nos recordó que las pequeñas cosas hacen una gran tarde.